Mordisquitos Con Azúcar: Italianissimo... ¡Panna Cotta!

21 de diciembre de 2014

Italianissimo... ¡Panna Cotta!

¡Hola corazones!
Ya estoy por aquí otra vez y, por supuesto, lo primerísimo que tengo que deciros hoy es...


¡FELIZ NAVIDAD!

En los próximos días Carlitos y yo vamos a dedicarnos a turistear un poco y a celebrar nuestro tercer aniversario antes de volver a España a pasar la Navidad, así que no podré volver a escribiros hasta pasado el día 25.

Pero no preocuparse, ¡que lo que os traigo hoy os va a encantaaarrrr!

Primero, porque es súper fácil y súper rápido de preparar. ¡No hay que encender el horno!!!
Segundo, porque lo podéis hacer con antelación y a la hora del postre está listo (cosa que viene estupenda para las comilonas y cenas de los días que se acercan).
Tercero, porque además es un postre muy ligero ideal para después de atracones. ¡O para después de tomar una ensalada!
Cuarto, porque es muy navideño. El rojo es el color más navideño del mundo, ¿no?
Quinto, porque bien fresquito también es ideal para cualquier otra época del año. De hecho, las fotos son de cuando la preparé el pasado verano. Sí, podéis matarme por tener este recetón en borradores hasta ahora.


Y no sigo porque podría estar hablándoos horas y horas de esta maravillosa Panna Cotta con Coulis de Fresas. La panna cotta (que traducido al castellano literalmente significa "nata cocida") es un postre típico de la región italiana del Piemonte y, como ya sabéis, su capital, Turín, se ha convertido en mi segunda ciudad, ¡así que tenía que presentárosla ya de ya!


Aunque tengo mucho delito debo confesar que aún no he probado ninguna aquí... ¡Es que tanto helado taaan rico me absorbe! Jajajaja


Total, que si aún estáis indecisos con el postre de la cena de Nochebuena, o con el de la comida de Navidad, o con el de la cena de Fin de Año, o con el de la comida de Año Nuevo, o con la del día de Reyes (me he empachado sólo de pensarlo), ¡aquí vengo yo a solucionároslo!


La receta la adapté de Giallo Zafferano, una página italiana que me encanta. Yo acompañé la panna cotta con coulis de fresas pero podéis acompañarla de otra salsa si lo preferís: ¡un poco de caramelo o de esta salsa de frambuesas también son perfectos para disfrutarla!

PANNA COTTA (Receta para 4 moldes como el de la foto)
500ml de nata para montar
50g de azúcar
1 cucharadita de extracto de vainilla
6g de gelatina neutra (En mi caso, 4 hojas)
Licor al gusto (Opcional)

Introducimos las hojas de gelatina en agua bien fría unos 10 minutos y pincelamos con un poco de agua o algún licor aromático, como ron, nuestros moldes (este paso es para facilitar el desmoldado, aunque yo no lo hice y no tuve problema). Transcurrido este tiempo, ponemos a calentar en un cazo la nata y el azúcar hasta que el azúcar se haya disuelto. Cuando esté listo, retiramos del fuego y añadimos el extracto de vainilla.
Escurrimos el agua de la gelatina apretándola bien y la añadimos al cazo. Removemos hasta que se deshaga y esté disuelta. Vertemos la mezcla de panna cotta en nuestros moldes y los dejamos reposar en la nevera un mínimo de 5 horas.
Aquí es donde nos dedicamos a preparar el resto del menú, ¿habéis visto que rápido tenemos preparado el postre?


Para desmoldar nuestras panna cottas, lo mejor es introducir los moldes en agua caliente unos segundos y volcarlas sobre el plato en el que queremos presentarlas.

COULIS DE FRESAS (Con estas cantidades sale coulis para ¿100000 millones de panna cotta? Bueno, no tanto ;) )
500g de fresas
300g de azúcar
250ml de agua
Medio limón

Lavamos las fresas, les quitamos el rabito y las ponemos a escurrir. Hacemos un almíbar poniendo el agua y el azúcar a calentar en un cazo unos 10 minutos, hasta que el azúcar se haya disuelto.
Cortamos las fresas en trozos y las ponemos en el vaso de la batidora junto con el zumo del medio limón. Cuando el almíbar esté listo, lo añadimos a las fresas y dejamos reposar 5 minutos, para que las fresas suelten su jugo.
Por último lo trituramos todo con la batidora y lo dejamos templar un poco antes de meterlo en la nevera para servirlo bien fresquito.
(Si queréis lo podéis pasar por un colador para quitar las pepitas de las fresas)


Espero que os haya gustado mi propuesta y la probéis.
Que paséis una buenísima noche de Nochebuena y que Papá Noel os traiga algún que otro regalito ;)
Volveré por aquí después del 25, desde España y habiéndome reencontrado con mis accesorios reposteriles, ¡yuju!
¡Besitos dulces!

2 comentarios:

  1. Feliz Navidad para ti y los tuyos pasatelo bien guapa, besitos

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué rico! Pues me has leído casi la mente porque ya tengo elegido el postre de nochevieja y es algo parecido. Este desde luego que me lo apunto para otra ocasión cercana =)
    Felices fiestas! Un besote ^^

    ResponderEliminar

Me encanta leer vuestros comentarios y conocer vuestra opinión, ¿me dejas el tuyo?
¡Muchas gracias por leerme!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...