Mordisquitos Con Azúcar: Ya no hay vuelta atrás. Paccheri rellenos de espinacas y queso azul

23 de febrero de 2014

Ya no hay vuelta atrás. Paccheri rellenos de espinacas y queso azul

Hola, me llamo Carolina y tengo un problema.

Hola Carolina, te escuchamos.

Durante 22 años no me ha gustado más queso que el manchego, el de toda la vida, el más normalito de todos.


Pero, hace unos meses, durante una escapada con mi chico, se nos ocurrió ir a cenar a un restaurante italiano que descubrimos. Ahí empezó la locura.

Carlos pidió una pizza buenísima y yo pedí raviolis (aunque ahora no estoy segura de si eran raviolis u otro tipo de pasta) rellenos de queso gorgonzola y nueces y con una salsa de muerte. ¿Pido esto? ¿Y si no me gustan? Por qué no, total, si no me van mucho te lo cambio y listo jajajaja.
Pero la cosa no quedó ahí, qué va.

Al día siguiente, en el restaurante donde comimos tenían solomillo en salsa de Roquefort y, como venía lanzada de la noche anterior, no dudé ni un segundo en tomarlo. ¡Sorpresa! Si había odiado algún tipo de queso por encima de todos los demás era el Roquefort. ¡Pero esa salsa me volvió loca!


A partir de ahí, la fiebre se me pasó un poco. Pero volvió en Diciembre.
Estábamos de viaje por nuestro segundo aniversario y, de nuevo, cenamos en un italiano precioso que nos encontramos por casualidad. Al mirar la carta y ver la palabra "gorgonzola" surgió el amor quesero de nuevo. Pedimos para picar una salsa de gorgonzola y nueces riquísima para dipear con pan piadina. Después, Carlitos volvió a su pizza (buenísima también) y yo pedí sacchetti cuatro quesos, que tenía (por supuesto) gorgonzola, además de edan, mozzarella y parmesano. Aquí ya no tenía dudas de que no me fuese a gustar jajaja.

Fue tal la locura que, al llegar de ese viaje, nos fuimos derechos a Mercadona a comprarnos un paquete de queso gorgonzola y nos hicimos en casa una salsa igualita a la que tomamos en aquel restaurante. La devoramos con colines y la repetimos al día siguiente. Y ambas veces nos quedó perfecta, dicho sea de paso.

Total, que ahora en casa no pueden faltar paquetes de queso de todos los tipos posibles: azul, gorgonzola, de cabra... Eso aparte de nuestra afición de, cada vez que vamos a un restaurante italiano, asaltar los platos que tengan queso, queso y, ¡quesooooo!


Y hablando de asaltos (qué bien hilado, oye), aprovechando mi fiebre quesera, hoy os traigo unos Paccheri rellenos de espinacas y queso azul. Con esta receta me estreno en el AsaltaBlogs, un reto maravilloso al que no dudé en apuntarme en cuanto lo descubrí. Este mes el blog asaltado ha sido Al Calor del horno, ¡y hemos desvalijado a Begoña!

He aprendido dos cosas con esta receta:

1. El puerro: primera vez en mi vida que cocino algo con puerro. Sólo os diré que cuando lo compré no tenía muy claro si lo que se comía era la parte verde o la parte blanca jajajaja...

2. La bechamel: con la bechamel también me estrené al hacer esta receta. Siempre que hemos preparado canelones o lasaña el encargado de la bechamel ha sido Carlos, yo soy más de la pasta y el relleno. El señorito se jacta de ello pero, a partir de ahora que he aprendido, ¡tiembla!

PACCHERI RELLENOS DE ESPINACAS Y QUESO AZUL (Con estas cantidades a mí me dio para rellenar unos 14 paccheri)
-Para la pasta:
Paccheri (Si os cuesta haceros con ellos, yo los encontré en Carrefour ;). Conté más o menos 4 por persona, aunque puse unos pocos de más para que sobrasen, ¡muajajaja!)
Una pizca de sal
Agua y un chorrito de aceite para cocer la pasta

-Para el relleno:
1 puerro picado 
Media cebolla picada
300g de espinacas frescas
200g de queso azul (A vuestro gusto, yo le puse 200g porque mi obsesión no tiene límites. Cuando me da por algo...)
2 cucharadas de aceite + un chorrito para engrasar
Sal al gusto
Pimienta molida al gusto

-Para la bechamel:
1 vaso y medio de leche + la necesaria para lograr la consistencia que queramos
2 cucharadas de harina
1 cucharada de mantequilla + otra cucharada cortada en trocitos
Sal al gusto
Pimienta molida al gusto
Nuez moscada al gusto
Queso rallado para gratinar al gusto (Yo usé mozzarella y cheddar)

Empezamos cociendo la pasta. Ponemos al fuego una cacerola grande llena de agua hasta 3/4 de su capacidad con una pizca de sal y un chorrito de aceite. Cuando hierva, añadimos la pasta y la dejamos cocer hasta que esté en su punto, removiendo de vez en cuando para que no se nos peguen (yo los tuve unos 15-20 minutos). Una vez lista, la escurrimos y la pasamos por agua fría para que sea más fácil manejarla.

Mientras los paccheri se secan, preparamos el relleno. Salteamos en una sartén el puerro y la cebolla picados con el aceite y un poquito de sal y de pimienta molida. Cuando se empiecen a dorar, añadimos las espinacas troceadas y vamos moviendo hasta que todo el agua que desprenden se haya consumido. Añadimos el queso sin dejar de remover, hasta que se derrita y se integre con los demás ingredientes. Probamos para ver si el punto de sal y pimienta está a nuestro gusto y, si es necesario, rectificamos. 
Dejamos templar.


Untamos una fuente de horno con aceite y vamos rellenando con una cuchara los paccheri y colocándolos de pie. 

Soy tan buena hermana que, como a mi hermano
 no le gustan las espinacas, rellené para él algunos
de los paccheri de carne picada frita en la sartén
 con un poco de aceite, orégano, cebolla molida
y tomate frito. Para que luego se queje...

Para preparar la bechamel ponemos a calentar en un cazo 1 vaso de leche con una cucharada de mantequilla. En otro vaso, ponemos la  leche restante y disolvemos en ella la harina, la sal, la pimienta y la nuez moscada. Cuando la leche que teníamos en el cazo rompa a hervir, añadimos la leche con la harina disuelta. Lo apartamos del fuego y lo removemos muy bien. Yo le pasé un poco la batidora para quitar los grumos. Volvemos a poner en el fuego hasta que espese del todo y, si es necesario, añadimos más leche o rectificamos el punto de sal, pimienta y nuez moscada.


Cubrimos la pasta con la bechamel y esparcimos por encima nuestro queso para gratinar. Ponemos también la mantequilla en trocitos repartida en distintas partes de la fuente. Metemos en el horno precalentado a 250ºC hasta que la salsa y el queso estén doraditos.


¡Y a comeeeeeeer! 
Me sobró mucho del paquete de paccheri así que los pienso repetir hasta que acabe con él. Y con el siguiente que compre. Y con el siguiente... 

Antes de dejaros, aprovecho para recordaros que estoy participando en los 'Premios 20 blogs'. ¡Ayudadme porfiiii! Os dejo el enlace por si me queréis votar :)
¡Mil millones de gracias!

¡Besitos dulces salados!

24 comentarios:

  1. Yo soy una queso adicta y me declaro fan de cualquier queso de cualquier tipo, me da igual duro o blando, suave o fuerte... creo que también tengo un problema...

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la pasta y tanto rellenos de carne como de espinacas tienen una pinta increible!!!

    Un besito,
    Sandra von Cake

    ResponderEliminar
  3. Me encantan las comidas gratinadas y si el la pasta aun más.
    Que exquisitez.
    Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  4. el puchero de la bruja23 de febrero de 2014, 19:30

    Una receta muy rica, muy buen asalto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Una pinta deliciosa!! Enhorabuena por el botín que te has llevado!!! Besos

    ResponderEliminar
  6. Que asalto tan suculento, un plato estupendo el que te has llevado, me encantan los paccheri, y con ese relleno más!!
    Un abrazo y a disfrutar del asalto!!

    ResponderEliminar
  7. Realmente se ve delicioso! me muero por probarlo. Qué gran asalto
    Saludos de Un Dulce Escape

    ResponderEliminar
  8. Je je je bienvenida al asaltablog y al mundo del queso! Muy buena tu entrada y me a encantado la receta que has escogido.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Con lo loca que me vuelve la pasta, tu robo me ha encantado, que cosa más buena.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Veo que también eres una adicta al queso como yo Carolina...jejejeje Muy buen asalto!!Bs

    ResponderEliminar
  11. Que pinta tan deliciosa!! Anda que no gustarte el queso y que acabes enamorandote del queso azul...jajaja A mi me encanta, y esta receta la pienso hacer!!
    Buen asalto!
    David de LA COCINA PISTACHO

    ResponderEliminar
  12. Otra adicta más al queso... lastima que por intolerancia a la lactosa no pueda disfrutar tanto de los lácteos como quisiera... pero afortunadamente cada día encontramos más productos exentos de lactosa.
    Botín para chuparse los dedos..enhorabuena!!!
    Saluditossssssssssss

    ResponderEliminar
  13. Hooola Carolina!
    Bueno ahora ya sabemos quién estiraba de nuestro saco mientras estábamos en la cocina de Bego!
    Bienvenida a la locura del Asaltablogs y al mundo de los quesos azules!
    Y una colleja por pisarnos un puntoooo!! ...pero buen asalto!
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  14. Jajajajaja, jajajajaja. Carolina, me rio porque yo se los relleno a mi hija de atún y huevo!!!!! Esos niños!! Bienvenida a esta panda de ladrones. Seguro que vas a disfrutar todos los meses.

    Me ha encantado que hayas cocinado con puerro, y que te hayas atrevido con la bechamel. Ya te imagino en la cocina.....

    Mil besos guapa, y mil gracias.

    ResponderEliminar
  15. Hola guapísima! Si te pasas por el blog, verás que tenemos una dulce sorpresa para ti ;) De echo, te la devuelvo con mucho gusto!!!

    http://elsecretoendulzado.blogspot.com.es/2014/02/premio-liebster-award-mil-gracias.html

    Esperamos que te guste, felicitaciones por el premio liebster award!
    Besitos!

    ResponderEliminar
  16. Qué cosa más rica! Me encanta tu asalto :)
    besos

    ResponderEliminar
  17. Así que eres un poco ratona, como un servidor! En casa no puede faltar el queso, de todos los tipos posibles! Te han quedado unos paccheri deliciosos, la combinación me encanta, has realizado un gran asalto!

    Besos!

    ResponderEliminar
  18. Bienvenida al mundo de los adictos al queso!!!! No hay día que no coma algo que lleve queso, o queso a palo seco. Me da igual del fresco, que del más azul o fuerte, ¡me gustan todos! Y estos paccheri que has preparado tienen muy buena pinta. Genial asalto!
    Muás
    Gallecookies

    ResponderEliminar
  19. Vaya entrada más chula!! A mi me vuelve loca el queso desde siempre, podría vivir sólo de queso, jejeje Estos paccheri están de lujo. El puerro le da un sabor muy rico a las comidas, yo se lo pongo en muchas cosas sofrito. Bueno que me alegro de haberte conocido y hasta pronto, un besazo guapa

    ResponderEliminar
  20. el queso azul no me atrevo de probarlo prque dicen que esta fuerte, pero me gusta mucho tu receta, seguro lo pruebo con otro queso

    ResponderEliminar
  21. A mi tambien me gusta mucho los quesos , esta receta me parece muy original besitos

    ResponderEliminar
  22. Yo también adoro el queso así que te alabo el gusto! menudo asalto tan rico!!
    Un besito
    a
    Angi

    ResponderEliminar
  23. me ha encantado. Te invito a pasarte por mi blog, tengo un sorteo activo, te animo a que te apuntes :) http://unmundollamadomay.blogspot.com.es/2014/03/sorteo-con-jabon-chimbo.html#comment-form saludos

    ResponderEliminar

Me encanta leer vuestros comentarios y conocer vuestra opinión, ¿me dejas el tuyo?
¡Muchas gracias por leerme!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...